¿¿LIBERTAD ABSOLUTA??

Hace unos días leía un post de un blogero populista en el que de forma razona, bien detallada incluso muy entretenida, hacía una profunda reflexión acerca de aquell@s que, bajo su punto de vista, intentan «violar» a la realidad, aspirando alcanzar el nivel de admiración en la nutrición deportiva y en consecuencia de la vida en general, prescribiendo actividades un tanto irresponsables tanto a nivel de ejercicios matutinos como sistemas nutricionales. Con esto no me quiero significar a favor ni en contra de nadie, por favor que nadie me malentienda. La realidad es que me dio mucho que pensar. Estoy de acuerdo en que el perfil del deportista nuevo que acaba de llegar y tiene algún objetivo en mente, necesita creer en algo, y ese «algo» añadiendo las enormes posibilidades de hacerlo de manera muy aparente está al alcance de todos, pero también porque hay un montón de gente con cosas y experiencias interesantes que contar. NO TODO ES TAN MALO. Me parece maravilloso la libertad de expresión, yo lo hago habitualmente en mi blog y mis redes sociales, y tengo la oportunidad de contar al mundo lo que considero que es mejor en cualquier situación deportiva que esté a mi alcance a nivel de conocimientos, y siendo completamente necesario dejar la parte que no domino en manos de profesionales auténticos y reconocidos.

Vivimos unos tiempos en lo que se nos exige más y más. Más guapos, más inteligentes, más fuertes, más populares, más, más, más y más…. hasta que te levantas una noche ahogado en tu propio aliento. Encontramos en el deporte una vía de escape y ¿qué hacemos? buscamos soluciones, ¿de qué tipo? pues que a día de hoy son más populistas ¿qué tipo de perfil? cualquier red social, que está al alcance de todo el mundo, navegando desde cualquier parte. ¿es todo verdad lo que dicen éstos gurús populistas? por desgracia NO !!

Por desgracia para unos y suerte para otros, para ser preparador físico, nutricionista, físio, médico..etc, hay que pasar obligatoriamente por la facultad, no quiero dar a entender que sólo sabemos de deporte los que hemos pasado 4 años en la universidad, todo el mundo alguna vez ha sido autodidacta, pero para prescribir ejercicios hay que saber, y para saber hay que aprender y si es posible de los mejores. No basta con cuatro publicaciones y a vender burras viejas a los jóvenes novatos que tienen la ilusión de adentrarse en el mundo del deporte (y digo novatos, porque es complicado engañar a los que tienen cierta experiencia, se pilla antes a un mentiroso que a un cojo).

Hablando con mi profesora Eraci sobre nutrición (no voy a poner su currículum de campeones nacionales e incluso olímpicos y paralímpicos porque me podría tirar horas aquí escribiendo) le pregunte sobre estas nuevas tendencias de alimentación ancladas en el pasado más profundo, y su respuesta fue tal cual contundente que prefiero no mencionar.

Haz lo que desees, lo que te llene de verdad y te haga feliz, deslómate al máximo en cada acción que desees emprender o déjalo para siempre, pero como amigo me tomo la confianza de decirte que no dejes que te confundan, que nadie te encarcele, ni si quiera YO con éstas palabras. Usa el deporte para expresarte de manera natural y segura, porque el deporte es VIDA y la vida es SALUD, y con la salud no se juega. Sé tú mismo, pero no permitas que los populismos y gurús estropeen las pocas cosas auténticas que todavía nos quedan en la vida y nos permiten la LIBERTAD DE PRACTICAR DEPORTE DE MANERA SEGURA.

 

Dedicado a la enorme cantidad de amigos y colegas con una preparación exquisita de mi promoción de grado de CIENCIAS DE LA ACTIVIDAD FÍSICA Y DEL DEPORTE,  que padecen el instrusismo laboral.

Share it